Seguimos como si fuera 13 de agosto de 1999

Por: Lorena Castañeda

Publicado: 13 de agosto de 2015

Yo soy aburridísmo. Yo creo en la vida, creo en los demás

creo que este cuento hay que lucharlo por la gente

creo en un país en paz

creo en la democracia

creo es que lo que pasa es que estamos en malas manos

creo que esto tiene salvación

Y ese es un norte demasiado largo”

Jaime Garzón

jaime garzón

Alguna vez escribí para este mismo blog sobre la vida de Jaime Garzón. Reflexioné sobre qué pensaría él de los tiempos de guerra que aun vivimos y sobre  la indiferencia que nos sigue gobernando. Pasan los años y nada que aprendemos a vivir mejor entre nosotros mismos.

Cuando asesinaron a Jaime Garzón, el país se estremeció como cuando mataron a Galán. A las calles salieron miles y miles de colombianos a rechazar semejante acto de cobardía. La tristeza dibujaba los rostros de quienes sabían que habíamos perdido al único valiente que hablaba de política con una sonrisa imborrable en su rostro.

Dieciséis años después, no se sabe quién fue el autor del crimen. Sin embargo, estoy segura que a Jaime Garzón lo que le importaba al final de sus días, era que los colombianos aprendiéramos que hacer política no es tarea únicamente de los mañosos y politiqueros. Que el simple de hecho de informarnos por los candidatos a cada cargo público, debería ser un ejercicio casi que obligatorio y que ante cada hecho de corrupción rampante, no se debería ser tan ligero. Lo mejor de él, es que hacía ver esto y más a través del humor.

Pero Jaime no sólo nos hizo reír con cada uno de los personajes que se inventaba, como María Leona Santodomingo, Néstor Elí, Inti de la Hoz, ‘compañero’ John Lenin, ‘repostero’ William Garra, Godofredo Cínico Caspa (el mejor en mi opinión), Dioselina Tibaná y Heriberto de la Calle; a través de todos ellos, él logro que los de la época (porque yo estaba muy pequeña) abrieran los ojos a lo que siempre se ignoraba o a lo que simplemente no se le daba la importancia del caso.

Pero un país que se escandaliza porque se dicen groserías en televisión, pero no se escandaliza cuando hay niños limpiando vidrios y pidiendo limosna, tal y como lo afirmaba Jaime Garzón, es un país que tiene mucho por mejorar, es un país que siempre vive como si fuera 13 de agosto de 1999, cuando le quitaron la esperanza de tener una sociedad mejor, justa y sin violencia.

Hoy muchos gritamos ¡Justicia, justicia, justicia!, mientras pedimos que Jaime no muera en la historia y que su mensaje siga siendo leyenda a ver si algún día esto mejora y vivimos en paz.

#JaimeGarzónporsiempre

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s