La tradición, es una maldición.

Por: Wallace.

Publicado: 02 de septiembre de 2014.

La semana anterior registró un hFallo parejas homoecho que, para algunos líderes de opinión, marcó un hito en la historia de la tolerancia –todavía en ésas- en Colombia. La Corte Constitucional falló a favor de una tutela de una pareja de lesbianas quienes insistían en solicitar que la hija de una de ellas, fuera adoptada legalmente por su compañera permanente. El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar había negado la solicitud y bueno, los resultados legales ya se vieron.

Para los ortodoxos  de línea conservadora, el fallo “desconoce la tradición” del país, la cual es para ellos, inmutable e histórica; a su vez, aluden a estudios científicos el demostrar que un niño o una niña, criados por parejas homosexuales o de cualquier otra condición de género, tendrá un desarrollo traumático y por ende, contrario al normal desempeño que debería. Y es acá donde el fallo emitido por la Corte, puede ser un pasito y no el gigante que se dijo.

En rueda de prensa, el magistrado aclaró que solo es posible la adopción en parejas cuyo uno de sus integrantes sea el padre o madre biológicos del infante a ser adoptado. En consecuencia, quienes siendo pareja homosexual y busquen adoptar legalmente a menores, no podrán hacerlo. Por ésta razón, el “lado oscuro de la fuerza” no agitó las banderas sectarias con el ahínco que esperábamos: saben que podrán interponer cualquier cantidad de retorcidas figuras jurídicas que impidan crear familias amorosas y estables, sobre la base de estudios eugenésicos, base fundamental de su concepción de la vida.

Tal y como se lo escuché decir a un grupo de transgeneristas: no nos han tratado igual, puesto que nos exigen el mismo pago de impuestos, pero nos niegan el derecho (y el deber) de disfrutarlos. La base científica y social de estudios a nivel nacional es precaria y esperan que, con los tributos que realizan, se desarrollen más y mejores aproximaciones al fenómeno de la familia en Colombia. Ya el periódico “El Tiempo” lo reseñó de la siguiente manera “La Encuesta Nacional de Demografía y Salud (ENDS) 2010, de Profamilia, mostró que hoy solo el 43 por ciento se ajusta al modelo tradicional de familia nuclear, compuesta por un padre, una madre y sus hijos; las demás conforman núcleos diversos, entre los que figuran los hogares de una sola persona (unipersonales), los incompletos (falta el papá o la mamá) y los extensos completos (pareja con hijos solteros que vive con otros familiares)”. http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-14462577

Por lo anterior, hay que avanzar en el estudio del fenómeno de la familia, que permita identificar aciertos y desaciertos, reivindicar derechos y echar por la borda, de una vez por todas, los descabellados intentos de la caverna de convocar a referendos con visos de totalitarismo y aceptar que lo que era, ha sido por un momento y tal vez, nunca más será. O quedarnos como los primates que vieron como sus semejantes se bajaban de los árboles e iniciaban una travesía que todavía no termina.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s