El costo de una paz en medio de la guerra

Por: Lorena Castañeda
Publicado: 07 de julio de 2014

Humberto de La Calle (Jefe Negociador del Proceso de Paz), es sin duda uno de los hombres más serios que está sentado en la Mesa de los Diálogos de Paz que se adelantan en la Habana (Cuba), un hombre con una trayectoria importante en la materia y una figura política honorable, motivos por los cuales su participación me da un parte de confianza. Sin embargo, los anuncios pedagógicos sobre la paz, realizados en plena campaña electoral, me generan tantas dudas como a usted.

He reiterado en mis publicaciones lo costoso que es hacer la paz en medio de la guerra y no hablo precisamente de temas económicos, porque mientras en un estado de confort, ellos tratan de negociar la paz, aquí seguimos pagando con vidas, víctimas e injusticias el costo de vivir en guerra. Por esta razón recibí con extrañeza el siguiente vídeo:

Así que vale recordar los titulares de noticias crueles como: “Las FARC usaron ‘niños bomba’ en Tumaco”, “Explosión CAI Chapinero”, “Soldado pierde la vida en medio de ataque guerrillero en Arauca”. Para cualquier ser humano, leer estas noticias es algo totalmente desafortunado, sin embargo para los negociadores, como se interpreta de las palabras de Humberto de la Calle, es un riesgo para poder lograr la paz.

Al contrario de los que defienden la paz que plantea el gobierno, creo que más que acuerdos y sin temor a decirlo, necesitamos voluntades reales de paz o como bien podría llamarse “una paz paralela”, no creo que se reduzca la credibilidad en los diálogos y si las F.A.R.C y ahora el E.L.N, quieren definitivamente ponerle fin al conflicto, el país agradecería eternamente una declaración de tregua desde ya. No es posible que aún tengamos cifras de reclutamiento de menores y no es posible que usen niños y animales como medios para cometer actos terroristas.

Pareciera que el dolor de las víctimas tampoco fuera un costo visible o por lo menos importante para quienes se sientan a negociar el futuro del país, creo que es fácil considerar una decisión de este tamaño cuando se sufre la guerra en cuerpo ajeno. Un gobierno orgulloso de presentar cifras respetables, debería tener en cuenta que el número de víctimas de esta guerra nunca se ha detenido y los crímenes atroces se siguen cometiendo en medio de promesas de paz que parecen alargarse.

Una vez más, mi llamado es a que declaren una paz paralela a los diálogos y con eso no tengamos que pagar con muertos el precio de una negociación en medio de la guerra.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s