Más allá de las bibliotecas

Publicado: 14 de octubre de 2013

Por: Lorena Castañeda

Imagen

Mientras escribo, me acompaña la música de Totó La Momposina, sin duda una de esas voces que logran transportarme a lo más profundo de las tierras colombianas, a mis raíces, a lo mío. Me imagino un lugar tranquilo, donde sólo se escuchan las palmas, la alegría, el baile y ese canto de las aves cuando cae la noche.

Pero ese paisaje se desdibuja cuando recuerdo que ese sonido de paz, se quebranta con las balas de una guerra que nunca entenderé, un conflicto que se ha llevado a padres, hermanos, esposos, hijos, colombianos.

Y es ahí cuando confirmo mis ganas de seguir luchando por algo que no todos ven o no a todos les importa, la niñez y su educación. Tal vez en la ciudad donde nací, la situación parece ser mejor que la suerte que corre el campo colombiano y por eso acompaño un proyecto que quiere lograr un cambio esas tierras olvidadas, una transformación desde las letras, desde los cuentos, desde las enciclopedias, desde los juegos.

Una Biblioteca para el Futuro, representa un ideal que se basa en llevar libros a escuelas campesinas, donde antes no existía uno de ellos. Llevamos libros, pero son libros que ciudadanos bogotanos nos donan para que los niños del campo los aprovechen mejor, es decir, son libros que pasan de una generación a otra, es conocimiento compartido entre hermanos colombianos.

Sin embargo, usted creerá que nuestra tarea termina ahí, pues no. La primera sorprendía fui yo, cuando hicimos la primera entrega de la biblioteca y escuché de la voz de una señora decir: “nunca en mi vida había visto una biblioteca”. Tener un centro de pensamiento cambia la vida, no sólo de los pequeños, sino de los papás, tíos y vecinos de ellos. Las letras son ese mundo que la violencia les ha negado, es leer que hay mucho por aprender y soñar.Por esto y por todo lo que mis ojos han tenido la fortuna de ver, es que llevamos libros, y digo llevamos porque somos un equipo que lucha día a día por la causa que nos une. 

Hay todo un país por querer, hay todo un país por luchar, hay una niñez que necesita nuestra atención. No nos podemos detener en ayudar a construir un país mejor, en lograr una educación para la paz, esa educación que salvará a los niños de ir por obligación a una guerra que tanto ellos como yo, no entendemos.

Así que, si no lo hacemos nosotros, ¿entonces quién?

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s