De vuelta a nuestra baja Edad Media.

Por: Jairo Silva

Publicado: Diciembre 5 de 2011

Redacción Jornal

 

 

Este artículo tenía que haberse publicado en horas de la mañana de hoy lunes, 5 de diciembre; pero tuve que seguir leyendo y escuchando las opiniones y argumentos de personas, organizaciones y uno que otro “representante de la sociedad civil” en relación al tema de moda en los últimos 30 años: las víctimas del conflicto.

Al finalizar el gobierno de Álvaro Uribe Vélez, consideré que la unificación de los feudos paramilitares había sido lograda, dado que esas fueron las condiciones que el ex mandatario determinó al iniciar el proceso de desmovilización parcial y la posterior extradición de los cabecillas. Este periodo de absolutismo criollo no logró unificar, y no era su interés, la idea sobre las víctimas directas del conflicto armado. Por el contrario, logró disuadir a quienes intentaban vincular en un solo esquema a quienes han sufrido de manera directa los efectos de la guerra interna, con quienes hemos tenido una incidencia indirecta.

La idea de la estratificación de las víctimas más allá de las directas y las indirectas, cambió con la “Operación Jaque”, dada la jerarquía anterior que los rescatados tenían cuando fueron secuestrados. Pero la sociedad, fragmentada en un espejo con varios pedazos, reprodujo los grandes abismos sociales entre los secuestrados. Se empezó a hablar de secuestrados de primera, segunda y hasta tercera categoría, que dependen del feudo –ya no armado, pero sí social y económico- del cual provenían.

Debo decir que los argumentos a favor o en contra de uno u otro tipo de víctimas no me convencen. Y menos aún, aquellos que surgen de manera exclusiva la reacción mediática que busca condenar a un solo grupo armado. Lo que creo es que la permanente crítica hacia uno u otro sector, limita la acción unificada que la ciudadanía puede realizar. Tales discusiones bizantinas no sólo fortalecen a los actores armados ilegales, también a los corruptos que integran las fuerzas armadas legales que alimentan de manera exagerada el concepto de eliminación del otro en sus subalternos.

Por ello, luego de apoyar las acciones que las víctimas del Estado, del paramilitarismo, de familiares de desaparecidos, apoyaré mañana la marcha en contra del secuestro, que según lo expresado por dos de las organizaciones que la promueven, también está dirigida en contra de cualquier tipo de violencia. No me cabe en la cabeza una víctima diferente a la otra, no concibo que la sociedad colombiana debata la calidad de las víctimas, reproduciendo los esquemas de segregación que han alimentado el odio y la falta de solidaridad por siglos. No puedo entender como los llamados sectores de izquierda, estigmatizados y no reconocidos totalmente como víctimas, ahora pretendan equiparar esta iniciativa como una estratagema del gobierno para acallar sus justas demandas; de hecho, esa posición refleja su poca consistencia con un pensamiento de izquierda. Y a la derecha extrema, que le sigue conviniendo una sociedad dividida, desigual y escondida.

Espero que se logre entender que en este país hay una guerra, que nos afecta a todos, que nuestra permisividad y falta de acción es aliciente para que los actores armados ilegales y a los corruptos de las fuerzas armadas y de policía. A quienes quieran aprovechar este escenario como medio de sobrevivencia política, luego de las recientes elecciones locales, les aseguro no contarán con mi apoyo si intenten lanzar de nuevo, no sean aprovechados. Si en España lo entendieron hace una década , acá podremos hacerlo y salir de nuestra Edad Media de una vez por todas.

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s