Miércoles de Invitados: El papel de la mujer en la globalización

Por: Magda Beltrán

Publicado: Septiembre 14 de 2011

 

Quisiera hablar de la globalización, y es que al hablar de ella es necesario mencionar los beneficios que trae, pero inevitablemente también sus perjuicios; porque si bien es cierto que ésta produce ganancias socio-económicos reflejados a largo plazo, también lo es que en esta  era, en la que la “protagonista” es la racionalidad, se evidencia la barbarie por el uso excesivo de armas y con ellas las continuas guerras, haciendo a los adinerados con más poder económico y a los pobres con menos oportunidades de crecer en ese ámbito. Sin embargo, nadie tiene la culpa nada, porque se culpan unos a los otros y se termina por aceptar la situación como algo normal.

Pero, ¿es sólo en este sentido en que nos afecta la globalización? -¡no creo!-. Este proceso de ‘transformación social’ no sólo influye en la comercialización de armas, sino también en la vida de muchas personas, específicamente de las mujeres, debido a que la cultura popular se ha caracterizado por mostrar la desigualdad masculina frente a la femenina de una manera triunfante y sobresaliente, dejando a la mujer en segundo plano y relacionándola directamente con la domesticidad; es decir, la reduce a la procreadora de niños, ‘soporte’ del hogar (ama de casa) y finalmente a una mercancía –ya sea ella la mercancía: prostituta, o mecanismo de mercancía: modelo-. Es allí precisamente, donde se evidencia que dicha transformación no ha sido del todo exitosa.

Lo curioso es que es común y repetitivo escuchar que el siglo XXI es el siglo de las mujeres e incluso diariamente se registran en los diferentes medios de comunicación las noticias de  los éxitos obtenidos por algunas artistas a nivel académico, personal, económico y laboral, sin necesidad de pedirle permiso a nadie, a diferencia de épocas anteriores. No obstante, en ocasiones esto significa mucho más trabajo gratuito y mucho más trabajo mal pagado.

Por ello, considero que la mujer ha sido evidentemente protagonista –no la única- en este proceso que forma un mundo sin restricciones para el dinero, representaciones simbólicas (consumo), mercancías, etc.; pero dicho protagonismo no ha sido de forma positiva, o  por lo menos no del todo.

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s